Improntas a dos voces

Trabajando en nuevos proyectos:
"Rimas restadas"
"A ritmo de tweet"
"Poemas de la espera"
"Versos cómplices"
"Tres palabras"
"Pellem: deversorium sensuum"
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

sábado, 21 de diciembre de 2013

3

He mirado a la muerte a los ojos: en su pupila azul no había poesía.

4 comentarios:

  1. Me gusta mucho este micro poema. Creo que te lo escuché por primera vez en la Campana. Me atrapó. Abrazos y felices días, amigo Fran.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marcos; sí lo leí en La Campana. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
    2. Precioso poema, La muerte, vive en la poesía. Muchos cariños, poeta.

      Eliminar