Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

domingo, 7 de abril de 2013

FOTOGRAFÍA DE SOLEDADES


Una caricia clandestina,
de un viento anónimo
fustiga los cristales
de la claraboya
entornada,
en espera de silencios
sin nombre
ni distancias

En la buhardilla,
solitaria y lúgubre,
una sombra
abandona el claroscuro
del íntimo fortín
para exhibirse
a la intemperie
de la edad

Un halo
de pérfida abulia
transita los pasajes
de la ambigua
cotidianidad

Frente a la medrosa
estampa indolente,
una esquiva mirada
disimula el iris
demorado del hastío
tras de una persiana
velada y gris

Se suceden instantes
bizantinos,
colmados de ripios
y lamentos
en el bulevar incoherente
de la rutina

Entretanto
los vidrios del ahora
se empañan
con el vaho de las prisas,
mientras la corriente,
mimosa,
abandona su caricia
en un escondrijo del ayer
De "Alambique de vestigios"
Editorial Quadrivium
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

4 comentarios:

  1. mientras la corriente,
    mimosa,
    abandona su caricia
    en un escondrijo del ayer.Precioso poema, siempre se puede cuando hay valor para hacerlo.Eres un gran poeta, amo tus poesías, besos.

    ResponderEliminar
  2. Que bonito Poema, sobre todo ese párrafo que dice "Entretanto, los vidrios del ahora se empañan con el vaho de las prisas......"

    Un saludo

    Pilar

    ResponderEliminar