Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

sábado, 27 de abril de 2013

DE LAMENTOS Y HERIDAS


Magulla mi piel
el torbellino del desaliento
refrendado

Me hiere infaliblemente
en la sonrisa
esa farsa invariable
de la ingrata
deslealtad

Y en mis ojos
un lamento,
el dolor enquistado
de la derrota
inexorable

De "Alambique de vestigios"
Editorial Quadrivium
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

4 comentarios:

  1. Quedan heridas que llegan a lo más profundo del ser, cuando la ingratitud y la deslealtad nos llegan.Hermoso poema Fran besos. kika

    ResponderEliminar
  2. ...y es que la ingratitud y falsedad son condiciones tan innatas al ser humano por mucho que deseemos disfrazar o ignorar tales realidades.

    Un abrazo, poeta

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Fina, un abrazo y gracias por tu visita y tus palabras

      Eliminar