Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

sábado, 4 de mayo de 2013

DE LO QUE FUI Y LO QUE SOY


Se disimulan las escorias
de mi horadada confianza
en un rincón del hastío

Las arrugas del hombre
que fui se diluyen
en la sombra que soy

Apenas unos rasguños
son los vestigios
de mi dignidad

Y en la distancia,
y en el olvido,
sucumbe la mirada
de un ayer,
ataviado de hoy
para eludir
un mañana
de vapores y
mutismo…

Un libertador
soplo volatiliza
mis residuos…


De "Alambique de vestigios"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados en el registro de la Propiedad Intelectual

4 comentarios:

  1. Las arrugas del hombre que has sido se diluyeron en la sombras de quien eres ahora.Las fuerzas de tu ser por cambiar, venció al hombre que eras, bellisimo poema Fran, Besos y un te quiero poeta.

    ResponderEliminar
  2. Despojarse de todo lo anterior. Un gran poema, Fran. Me encanta esta estrofa:

    "Las arrugas del hombre
    que fui se diluyen
    en la sombra que soy"

    Abrazos

    ResponderEliminar