Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

domingo, 6 de julio de 2014

30

En la radio sonaba aquella triste canción de amor; en los cristales el vaho dibujaba siluetas sin dueño y, en el teléfono, al otro lado de ningún sitio, la tiranía de un pitido sin medida disfrazaba la soledad de ausente compañía...
Una excusa endulza el sabor de la derrota.

De "Rimas restadas"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados

6 comentarios:

  1. Hay derrotas elegidas, otras damos todo por no tenerlas, no es suficiente para seguir en pie, no hay razones. Y duele. Preciosas y triste palabras, besos Fran.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta. Sabor bohemio, nocturno y oscuro. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Bohemia y la Poesía suelen ir de la mano, querido amigo Marcos; gracias por tu visita y tus palabras. Un abrazo

      Eliminar
  3. Me gusta la estructura y el ritmo de tu poesía.

    Saludos

    ResponderEliminar