Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

martes, 24 de junio de 2014

29

Trae el cierzo el murmullo de todos los silencios, el aliento desgarrado de tantas voces reprobadas.

De "Rimas restadas"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados

6 comentarios:

  1. ¡¡Hermosa rima !! Unas veces el viento en sus murmullos, trae bellas melodías, otras, oyes en el silencio de sus soplos voces y llantos...es la magia del cierzo, mil besos poeta.

    ResponderEliminar
  2. Precioso, así es... muchas veces no se puede decir todo lo que se piensa y esas voces reprobadas se quedan guardadas en lo mas profundo. Un beso muy fuerte

    ResponderEliminar
  3. Brillante amigo Fran. Nuestro inseparable vecino el cierzo, con todo el sonido de los silencios. Abrazos y feliz verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo tan grande como esas bandadas de cierzo tuyas, querido Marcos

      Eliminar