Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

martes, 25 de marzo de 2014

17

En mi memoria sigue habiendo fantasmas que lastran mi felicidad y nublan mi presente; es el amor mi sueño y el abandono su recuerdo.

De "Rimas restadas"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados

4 comentarios:

  1. Muy buen final. Huir del abandono con palabras es algo así como soltar el lastre y renovarse. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, querido Marcos, un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Nublar los fantasmas de la memoria, abandonado sus recuerdos. Vivir y soñar el amor cuando se lleva en la piel, es renacer a la vida. Preciosas rimas, un beso grande, poeta.

    ResponderEliminar