Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

domingo, 23 de marzo de 2014

16

No hay más certeza en la piel que una caricia prohibida, ni más mentira en la mirada que un parpadeo de olvidos

De "Rimas restadas"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados


4 comentarios:

  1. Este sentimiento de extraño no me resulta tan extraño. Bello pensamiento. Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. No hay más certeza en la piel que una caricia prohibida... Me encantó... besos Fran.

    ResponderEliminar