Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

domingo, 2 de marzo de 2014

13

Tiene el hielo el tacto de tus ojos cuando me dices adiós; en tus pupilas de escarcha se congela mi autoestima.

De "Rimas restadas"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados

4 comentarios:

  1. El fuego de otros ojos, pueden derretir el hielo, si hay amor en ellos. Preciosas rimas!! besos Fran.

    ResponderEliminar
  2. En unas pupilas de hielo, no es posible encender pasión. Muy acertado, Fran. Abrazos.

    ResponderEliminar