Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

sábado, 23 de marzo de 2013

UNA MIRADA


Una mirada,
retraída y franca,
alumbra la estancia
vestida de perfiles
sin alientos

En la sonrisa
se esconde la ceniza
de la nostalgia,
asentada en las arrugas
de la soledad.

Una caricia,
desprovista de piel,
bosteza en el chaflán
del olvido y la huida,
mientras aguarda
una yema del meñique
del destino

En los labios,
agrietados de miedos
y desencantos,
anida un beso
viudo de lengua
y deseo…

La mirada
sucumbe a manos
de la autoridad
del sueño,
y la estancia
anochece en silencio

En "Alambique de vestigios"
Editorial Quadrivium
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

10 comentarios:

  1. Precioso poema
    ....
    En la sonrisa
    se esconde la ceniza
    de la nostalgia,
    asentada en las arrugas
    de la soledad
    ------------Hermosos versos, cuantas verdades encierran en ellos.
    Tienes el don en tus manos llevando la pluma.
    Beso y un te quiero poeta.kika

    ResponderEliminar
  2. Bueno creo que ya te dije que me encantaba este poema, en tu presentación en Madrid recuerdo que lo leíste, la importancia de la mirada siempre.

    Un beso grande Fran

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana, a ver si volvemos a vernos pronto. Un beso grande!

      Eliminar
  3. Melancólico... pero .. precioso... Me ha encantado...

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hermosos versos.Eres un gigante de las letras siempre me hace feliz leerte ,aunque sea melancólico.......gracias poeta

    ResponderEliminar
  5. Una mirada vale más que mil palabras.
    Siempre un lujo tus letras.

    ¡Besos, poeta!

    ResponderEliminar
  6. Qué de inasequible tendrá el sueño, que hasta una mirada, esa, sucumbe!

    Miradas, miradas, miradas, solo las únicas, Fran

    (qué bien lo dices!)

    Besos abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pilar, siempre las miradas, besos y abrazos, gracias por tus palabras

      Eliminar