Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

domingo, 6 de enero de 2013

ESTAMPA COTIDIANA


Un tazón de café,
el retumbo recurrente
de la ducha,
balbuceos
de actualidad en las ondas,
fragancias de rutina
en la mañana
renovada

Cláxones impertinentes,
rumores de monóxido
entre neones anónimos,
prisas en la comisura
de la saliva,
el tiempo que se disgrega
a borbotones
de tropiezos y desorden

Gustillo a vanguardia,
reminiscencias de futuro,
descuidos de presente,
demora en la estación
del instante
desvanecido
en los andenes del abandono

Estrés en la retina
de una mirada solitaria
en un océano de gentes,
una mañana cualquiera
de algún término sin nombre,
una leyenda sin dueño
sin cuño… sin remitente….

En "Alambique de vestigios"
Editorial Quadrivium
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

6 comentarios:

  1. Letras tuyas que van hilvanando las mas variadas y vividas sensaciones,sabes envolver mi corazón con cada entrega!! !!,amo tu pluma querido escritor!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi eterna gratitud, Lidia, un beso!

      Eliminar
    2. A ti escritor.

      Eliminar
  2. Qué bonito comienzo y qué bonita reflexión desde un cafe matutino, Fran. Un placer leerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Cada día nos golpea de igual forma.

    Saludos.

    ResponderEliminar