Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

sábado, 6 de octubre de 2012

SI TE DUELE LA PIEL


Si te duele la piel
Si te duelen los sentidos
Si te duele la vida
Si te duele estar vivo
Si te duele ser hombre
Si te duele la sonrisa


Sombras en los rincones de la angustia
Angustia en las arrugas del silencio
Silencio en los renglones de la huida
Huída a los confines del olvido

Olvido momentos, historias sin tiempo,
ausencias calladas, demencias furtivas,
sabores insípidos, aromas a viento,
reliquias oxidadas en el baúl de la rutina

Huida desesperada, camino sin retorno,
suelas desgastadas de reproches y desidias,
huellas demacradas en el barro del destino,
rescoldos de fuegos ahogados en el mar del hastío

Silencio agonizante en el tálamo de la ausencia,
afonía desafinada en el pentagrama del misterio,
tamborada nocturna en el tímpano de la locura,
corcheas de desconcierto en la melodía del miedo.

Angustia adormecida en el pecho de la costumbre,
suspiros disfrazados de bocanadas de nostalgia
encubriendo gemidos de una soledad hiriente
en los albores de una muerte en vida compartida

Sombras difuminadas entre reflejos de un hombre
ajado de arrugas en la piel de la cordura,
claroscuro esbozado en el lienzo de la derrota
con pinceladas robadas al arcón de la suerte

Si te duele la sonrisa
Si te duele ser hombre
Si te duele estar vivo
Si te duele la vida
Si te duelen los sentidos
Si te duele la piel

De "Con la vida a cuestas"
Editorial Quadrivium
Francisco J. Picón.
Todos los derechos reservados en  el Registro de la Propiedad Intelectual.

10 comentarios:

  1. (Hemos puesto el enlace de tu blog al nuestro, de recentísima creación:
    El Club de Lectura de La Almunia:
    www.Celecturalmunia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Yo diría, que si te ocurren todas esas cosas , que tu tan bellamente describes: déjate acariciar ,que ellas curan todo ,¡¡hermoso poeta !!gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un beso enorme, Lidia! Gracias por tus palabras y tu visita!

      Eliminar
  3. Es un desgarro sordo y mudo, como una puñalada directa al corazón de la que no brota sangre, solo dolor, un dolor con el que se vive, o se convive, pero sin quejidos ostentosos, sin ruidosos lamentos, solo con la sensación de ser incapaz de desprenderte de él porque no puedes, o porque no quieres.
    Aquí no puedo dar a la tecla del "Me gusta", pero me gusta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Paloma, has interpretado el poema tal y como yo lo concebí, un beso grande y mi agradecimiento por tus palabras y por tu visita.

      Eliminar
  4. La vida duele. Duelen las roturas cotidianas. Duele la ternura que se suicida en la soga de la rutina desengañada. Duelen las miradas cuando ya no miran. Y duele leerte porque tus letras son como una herida silenciosa que sangra. Siempre es hermoso leerte Fran. Un beso y que tengas un precioso día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias,Ángela, un beso muy fuerte, reconforta y motiva leer comentarios como el tuyo.

      Eliminar
  5. Es un bello y doloroso poema, como un quejido sordo y añorante, duele la vida si y la sensibilidad más marcada a algunos nos hace acusar más, tanto las tristezas, como las alegrías, estas palabras son sangre en el papel que de alguna manera ayuda.

    Me ha gustado mucho Fran, un beso

    ResponderEliminar