Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

viernes, 12 de octubre de 2012

PANAL DE VERSOS


I

En la colmena
inconsistente de la ciudad
zozobra la galera vetusta
de mi soliloquio

briznas de escoria
se asientan en la mirada
de mi desabrigo

una dócil hipotermia
en los poros de mi piel
refrenda mi frustración

(revolotean en mi entorno
holgazanes imprudentes
en busca de camastros
sin inquilino)

una insustancial brisa
repele los perfumes
indefensos
de mi albedrío

mientras,
ceñido al silencio,
abandono mi sueño
en brazos de la indolencia

y una nueva alborada
desvanecerá mis espectros
al calor de la rutina

II

Olor a quimera
y desencuentro,

un ramito de vestigios
(en el rincón desubicado)
guarnece el silencio
de voces
a destiempo

la carcoma,
radicada en la memoria,
nutre de olvidos
los recuerdos

una silla ociosa…
las huellas en los tapices
de la habitación…
rémoras de cuerpos
enmohecidos de intemperie
y tedio…

una fragancia de fiasco
en la hipófisis haragana
del engreimiento…

estampas omnipresentes
de la madurez

III

Tintinea el motor
de un coche,
alejándose en la distancia

cuchicheo perseverante
en la retina
de una mirada abrumada

mis pies persiguen
el sonido atenuado

mi instinto abandona
la gruta de la conciencia
y llovizna en el cristalino
de mi delirio…

… mientras,

el traqueteo
del vehículo remoto
se asfixia en la lejanía,

el letargo conquista
los meandros de mi consciencia

IV

Reminiscencias
entre lluvias ambiguas,
salobres de entonces,
rocíos de mañana,
lágrimas volátiles
de un hoy,
de un ahora

Bagaje,
arduo y plúmbeo,
envileciendo
lances venideros,
trascendiendo
recatos y aprensiones
de un antaño profundo

Lastre
instintivo y traicionero,
gravando
propuestas y afanes,
fortunas y talento,
órdago funesto
cursado a los sentidos

Añoranzas
disipadas en el arquetipo
del tiempo…

Del poemario  "Alambique de vestigios"
Editorial Quadrivium
Francisco J. Picón.
Todos los derechos reservados en el  Registro de la Propiedad Intelectual

5 comentarios:

  1. Me gusta mucho este "panal". Me quedo con estos versos: "la carcoma,radicada en la memoria, nutre de olvidos los recuerdos" y con el ambiente creado finalmente por el conjunto. Estupendo. un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marcos, un abrazo muy fuerte, querido amigo.

      Eliminar
  2. Me gusto mucho el panal ,todo lo que escribes me embelesa ,pero suponía que en este panal, podía encontrar mas miel ;Y tuve que recurrir al diccionario varias veces,no estoy a tu altura Fran ,besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un poema más complicado, Lidia, pero, por supuesto que estás a mi altura, faltaría más... un beso

      Eliminar