Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

domingo, 27 de mayo de 2012

LO VISTIERON DE SOLDADO


Nunca quiso una pelea  en el patio del recreo
y por no discutir huía abandonando secretos,
nunca tuvo un enemigo que le gritara al oído
y por no molestar callaba cuanto había sabido…

sonreía si le empujaban sin odios ni disimulos
y besaba a sus amigos cuando estaba contento,
paseaba con su perro por el parque los domingos
y miraba las palomas envidiando su alto vuelo…

escribía unos versos en los folios de sus sueños
con la rima de sus miedos y un poquito de talento,
dibujaba corazones en  los bancos del silencio
y pintaba de colores las princesas de sus cuentos….

Cambiaba una mirada por un céntimo de tiempo
que perder junto a un camino que no encuentra rumbo fijo,
repartía despilfarros junto a algunos desencuentros
y almacenaba recuerdos en algún lugar desierto…

Nunca quiso una pelea en el patio del recreo
y por no negarse a nada lo metieron en un barco,
nunca tuvo un enemigo que le gritara al oído
y su familia hoy le llora pues ha muerto desterrado…

Lo invitaron a una guerra que él no hubiera aprobado
y en su cabeza hicieron diana balas de desatinos,
él buscaba unas armas que nunca nadie ha encontrado
y su cuerpo ha franqueado la aduana del fracaso…

Él era un poeta que vistieron de soldado
y su rima eran estrofas de metrallas de otros bandos,
él pintaba de colores unos tanques demacrados
y hoy le cubren con banderas que nunca sintió a su lado…

De "Con la vida a cuestas"
Editorial Quadrivium
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados

10 comentarios:

  1. Gracias, Amando, un abrazo inmenso, a ver si nos volvemos a ver!

    ResponderEliminar
  2. Que hermosos versos!!!
    Cuanto dolor e injusticia.
    Un gusto volver a leerte.
    Cariños.....

    ResponderEliminar
  3. El gusto es recibirte por aquí, Oriana! Un beso

    ResponderEliminar
  4. Estará escribiendo versos en las nubes.

    Un abrazo

    Pilar

    ResponderEliminar
  5. Que doloroso empuñar un arma a la fuerza y tener que tragarse las palabras que hierven tan adentro...

    Genial.

    Saludos almendrados ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo, Teyalmendras, gracias por tus palabras!

      Eliminar