Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

viernes, 11 de mayo de 2012

ESA SONRISA A MIS ARRUGAS


Esa sonrisa que tu cintura brinda a mis arrugas,
esa mirada que se cruza con la timidez de mi cuerpo,
esa caricia derramada en el umbral del deseo,
esa canción de gemidos y suspiros entre las sábanas.

Las tinieblas en una habitación pintada de sueños,
las promesas cumplidas en los pliegues de la piel de la aventura,
las curvas en el colchón que abraza suavemente a la ternura,
las vergüenzas perdidas recolectando los racimos de tus besos.

Ese roce de dos cuerpos incendiando la almohada de locura,
ese rincón descubierto mientras se explora el silencio,
ese sabor, ese miedo, ese olvidarnos del tiempo,
ese instante compartido, ese baile de miradas.

Los caminos que nos llevan más allá del destino,
los renglones que escribimos en las páginas de la vida,
los calores que sentimos, los temblores en las caderas,
los abrazos que mis arrugas les brindan a tu futuro.

Esa sonrisa que a mis arrugas brinda un deseado futuro…

De "Con la vida a cuestas"
Editorial Quadrivium
Francisco J. Picón

4 comentarios:

  1. todo lo que hay derredor, incluso hasta el futuro
    Un abrazo Fran

    ResponderEliminar
  2. Siempre hay tiempo ,para luchar con determinación abrazar la vida y vivir con pasión.Muy bello Escritor,gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lidia, siempre con pasión. Un beso

      Eliminar