Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

domingo, 24 de julio de 2011

ME BUSCO


Me busco y no me encuentro
entre las sombras y los miedos,
en los recodos de mi piel,
en las esquinas de mi angustia,
junto a la ventana cerrada
que protege mis pudores…

Encuentro detrás del espejo
los reflejos de mi mirada
que se escondió un ayer,
entre telarañas de pena
y el polvo de los olvidos
donde guardé aquel querer…

Me pierdo cuando suspiro
en la trastienda de los desprecios
anhelando tantos despertares,
amaneceres que se ausentan
junto a los abrazos a la almohada
que navegó por tus mares…


De "Con la vida a cuestas. Nuevas cuestas"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

20 comentarios:

  1. infinitas gracias sensible y sublime poeta por regalarnos la belleza y sensibilidad de tus letras, un besin de esta amiga admiradora.

    ResponderEliminar
  2. Un beso enorme, Ozna, es un poema antiguo, con un estilo distinto al que usaría ahora, pero que define bastante lo que siento estos días también!

    ResponderEliminar
  3. hasta tus lágrimas me saben dulces...y tus versos se abrazan en mis ojos y descifran lo que yo siento y me sorprendo saber que no soy la única...

    ResponderEliminar
  4. Un beso enorme, Rocío... un lujo compartir contigo!

    ResponderEliminar
  5. Cuando el olvido se hace presente, y viene mas cargado que nunca de anhelos, dolor y pena, cuando nos miramos y somos nada...

    Saludos Fran.

    ResponderEliminar
  6. Un abrazo, José Manuel, gracias por tus palabras

    ResponderEliminar
  7. hiere la daga del desamor, el destierro de la ilusión...un fuego que quema el alma
    un abrazo fraterno

    ResponderEliminar
  8. Un abrazo, Omar, gracias por tu visita y tus palabras

    ResponderEliminar
  9. Buscar siempre buscamos... Nos buscamos en los demas, en los problemas, las aficiones, en el trabajo...
    Siempre buscamos, si por casualidad algun dia acabamos encontrandonos... vovemos a perdernos para seguir buscando de nuevo.

    Precioso poema...
    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Teyalmendras, por tu visita, por tus palabras, un saludo!

    ResponderEliminar
  11. Ese encuentro y ese desencuentro, ese caminar vital......

    ResponderEliminar
  12. Eso es, Ana, un poema antiguo en cuanto a su edad pero que siempre es actual en cuanto a la actitud...

    ResponderEliminar
  13. Si nos buscamos en los demas corremos el riesgo de no vernos realmente porque ni somos tan malos como dicen nuestros enemigos, ni tan buenos como proclaman los amigos.

    Quizás, si miramos hacia dentro, sepamos mejor quiénes somos, en qué fallamos y cuál es nuestra verdadera búsqueda...

    Bs.

    ResponderEliminar
  14. Cierto, Garufa, lo triste es que muy pocos miran o miramos en el interior...

    ResponderEliminar
  15. Siempre hay un rincón en la mirada donde se esconde lo vivido, lo amado, aunque nos busquemos y no nos encontremos, aunque detrás de cada desprecio reclamemos nuevos despertares. Siempre nos encontramos al mirarnos hacia adentro.

    Precioso poema Fran, un beso

    ResponderEliminar
  16. Gracias, querida Ana, un beso enorme!

    ResponderEliminar
  17. Que bello poema Fran, cuanto sentimiento encerrado en la mirada perdida tras el frio cristal de la ventana.
    LLenamos la vida de miradas en las que se nos va el alma gritando sin palabras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Gracias por tu visita y tus palabras, elabrazodelangel! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  19. Hay momentos en los que es mejor no encontrarse.

    ResponderEliminar