Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

sábado, 2 de julio de 2011

CONTRADICCIONES

Contradicciones
extrañas sensaciones, distintos deseos
almacenando incoherencias
en los albores del sótano de la rutina

amalgama de locuras
canciones desafinadas, cuentos de niños
desorbitando miradas
en las cloacas del tiempo

paraninfo de misterios
reventa de ilusiones, foros de nostalgia
cocinando sabores de olvidos
en la hoguera de la distancia

bailes de salón
baldosas de soledad, pasos de abandono
acompasando los cuerpos
con la música de las mentiras

contradicciones
razones sin sentido, sentidos sin cordura
dibujando siluetas
con trazos de desencantos

versos absurdos
poemas en espiral, palabras enlazadas
acariciando los oídos
con las personas del verbo

contradicciones
al fin y al cabo, paradojas inconexas
anudando las vidas
con el veto a lo prohibido…

De "Con la vida a cuestas. Nuevas cuestas"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual 

6 comentarios:

  1. bellas y profundas letras nos regalas dulce y sensible poeta, infinitas gracias por ellas, un besin de esta admiradora que te desea feliz fin de semana con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  2. Ufffff... no tengo nada más que decir (esta última frase ha calado hondo dentro de mi, y es que, es cierto, has dicho tanto, que yo no tengo "namás" que decir)!

    ResponderEliminar
  3. Difícil de afrontar esas cotradicciones como vetar a lo prohibido. Excelente Fran. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Ozna Ozna, Mayte, Marcos, un abrazo muy fuerte, un lujo teneros por aquí!

    ResponderEliminar
  5. Hay contradicciones en la adversidad del amor (desamor diría) y también cuando el amor es edénico y total. Somos contradictorios, inconformes, exigentes.
    Somos un baile de salón, tropezando el mejor paso que nos ofrece la vida...el amor.
    Un abrazo, un gusto pasar por tus letras

    ResponderEliminar
  6. Un abrazo, Omar, como siempre, un lujo tenerte por aquí y leer tus palabras.

    ResponderEliminar