Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

domingo, 11 de diciembre de 2016

HAY NOCHES

HAY NOCHES, cuando la saliva colisiona
con la esfinge apática de un destierro,
en las que escucho una imperecedera canción
de Dylan, silabeo dos olvidos incipientes
y me abandono en la memoria de tus labios

Hay noches, al calor de un jadeo indeciso,
invadiendo de vapor el suburbio de un Cardhú,
en las que transito los andenes de la derrota
intercambiando vagones y sonrisas indolentes
y remonto las vertientes de tus pechos

Hay noches, anquilosadas en un estribo remoto
del almanaque lampiño del mañana,
en las que despuntan rubores entre las sábanas
que amparan tus caderas, sudores de un instante
sublime circunvalando tus muslos.

Y hay noches, dibujadas en el horizonte inconstante
de la realidad, en las que se humedecen silencios

en los lacrimales insolentes de mis estrofas.

"Instantáneas entre penumbras"
Olifante Ediciones de Poesía
Colección Papeles de Trasmoz
Fran Picón

4 comentarios:

  1. Belleza de poema, perfumando las estrofas con aromas de amor...
    Placer de leerte querido poeta. k.

    ResponderEliminar