Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

martes, 28 de mayo de 2013

UNA COPA VACÍA

Una copa de champán
erupciona burbujas
de indiferente alcohol
entre los labios de la resaca
y la costumbre

Un tenue seísmo
amanece entre los dedos
de la indigente
somnolencia del fracaso
redundado

Un aliento afónico
regurgita sabores de ayer
en el paladar enlutado
de un cielo desvanecido
y harapiento

Un hombre solitario
mira el reflejo inexistente
al otro lado del espejo
y no comprende
quién le robó su mirada

Ya no hay burbujas,
sólo cristales rotos
y un aroma a alcohol
en la pituitaria
de la insensible rutina

                            y una copa vacía

                                      sobrevive en la memoria


De "Alambique de vestigios"
Editorial Quadrivium
Francisco J. Picón

jueves, 16 de mayo de 2013

EL INFINITO CABE EN UNA HOJA DE PAPEL


Un cuaderno vacío,
huérfano de letras e ideas,
reclama la atención
de un poeta que lo adopte
en un rincón de la memoria

El duende, tutelador
de musas sin dueño,
agoniza en la trastienda
de las prisas,
arropado por telarañas
de vergüenza y estrés

Un lápiz diminuto,
abandonado en el asilo
de la rutina,
pide un minuto de gloria
en busca de la suerte
en el carboncillo del tiempo

El aprendiz de poeta,
abrigado de dudas y miserias,
inicia la aventura
de las hojas en blanco,
alumbrando un verso neonato
en el paritorio de los sueños

Y el cuaderno,
otrora vacío y triste,
abandona el umbral
de la soledad,
acompañado de rimas,
misterios y métrica…

De "Alambique de vestigios"
Editorial Quadrivium
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

sábado, 4 de mayo de 2013

DE LO QUE FUI Y LO QUE SOY


Se disimulan las escorias
de mi horadada confianza
en un rincón del hastío

Las arrugas del hombre
que fui se diluyen
en la sombra que soy

Apenas unos rasguños
son los vestigios
de mi dignidad

Y en la distancia,
y en el olvido,
sucumbe la mirada
de un ayer,
ataviado de hoy
para eludir
un mañana
de vapores y
mutismo…

Un libertador
soplo volatiliza
mis residuos…


De "Alambique de vestigios"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados en el registro de la Propiedad Intelectual