Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

sábado, 22 de septiembre de 2012

DESPEDIDA


En la sombra,
escondido de la miseria
entre las arrugas del frío

Hastiado de bocanadas
de intemperie
y abrazos de silencio

Agarrotado cada músculo,
contracturada la estima
y con esguince en el orgullo

Sabor a soledad,
en la pituitaria del olvido
un nido de aromas a derrota

Aliento desnudo,
escamas a flor de piel
y heridas en la memoria

En su mirada
un reflejo apagado,
robado al espejo del adiós

Y en su ajada sonrisa
un rictus de agonía y muerte
a modo de despedida

De "Con la vida a cuestas"
Editorial Quadrivium
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados

12 comentarios:

  1. Fran la prueba más clara de la sabiduría es la serenidad constante ,y eso encuentro yo en tu Obra .Tanto en la tristeza como en la alegría .Gracias por darnos tanto placer abrazo Poeta.

    ResponderEliminar
  2. Soledad, frío y pobreza, justo lo que nadie quiere ver.
    Muy bueno, un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Las algunas despedidas uno deja parte de su vida, pues sabemos que es un camino sin retorno y las heridas de la memoria son las más difíciles de curar.

    Me ha gustado mucho Fran, un beso

    ResponderEliminar
  4. Quería decir "En algunas despedidas" que sin sentido ha sido este comentario jeje

    ResponderEliminar
  5. Desde una Barcelona que aún tiene gaviotas, algunas con acento maño, un puñado de sal y arena para ese vuelo. Fran, un placer reencontrarte y saberte tan vivo. Anna Satué, "Buhita", desde siempre, con sincero cariño y admiración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer saber de ti de nuevo, Anna, un beso grande!

      Eliminar
  6. Un rictus de despedida...muy fría, sin duda. un abrazo Fran.

    ResponderEliminar