Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

domingo, 1 de julio de 2012

EL HOMBRE QUE FUI


El hombre rebelde que fui
se aletarga entre las sombras
de las edades cumplidas,
de las historias pasadas,
del silencio de mentir,
de las mentiras del tiempo,
de las arrugas del miedo
de la rutina de vivir.

El hombre valiente que fui
se disipa entre las sábanas
de los sueños sin memoria,
de las cenizas apagadas,
del querer llegar al fin,
de las ruinas del sexo
de las huidas sin retos
del olvido que hay en mi

El hombre sin dueño que fui
se arrincona en las esquinas
del dinero en la cartera,
del hambre en las miradas,
de las ganas de sentir,
del sabor de tantos besos,
del aroma del deseo,
de las caricias sin ti

El hombre sencillo que fui
se refugia en las sonrisas
de los labios de verdad,
de las batallas ganadas,
de tu silueta de perfil,
de la muerte entre tus brazos,
de la vida entre tus pechos,
de tenerte junto a mí
De "Con la vida a cuestas"
Editorial Quadrivium
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

8 comentarios:

  1. me encanta todo el poema, pero hoy, resalto unos versos.

    "El hombre sencillo que fui
    se refugia en las sonrisas
    de los labios de verdad"

    Un beso, Fran, con mucho cariño!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sensaciones, un placer recibirte y un orgullo tus palabras

      Eliminar
  2. Uno de mis preferidos de este "Con la vida a cuestas" Gracias por tus versos, amigo.

    ResponderEliminar
  3. ...y la vida pasa, inexorable, alimentando recuerdos que el otoño desdibuja, pero en nuestro presente, poso de experiencia, permanece la belleza de la realidad.
    Bello poema, como todos los tuyos, Fran

    Un saludo

    FINA

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno!!!
    Un bonito poema, donde el paso del tiempo puede ser visto con ternura.
    Besos....

    ResponderEliminar