Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

sábado, 12 de marzo de 2011

RESIGNACIÓN

Apura cada gota de vino
buscando el fondo de la rutina
mas encuentra los posos del olvido
y una resaca que se aproxima

Seduce a cada barra de bar
esperando una sonrisa en el silencio
pero se aburre hasta de soñar
y un adiós resuena en sus oídos

Camina indeciso entre bostezos
salpicando su camisa con restos de lástima
mas el alcohol es su único amigo
y juntos juegan su última partida

Duerme en un colchón sin sábanas
el sueño de un amor que está prohibido
pero mecido por las olas de la distancia
bucea en la sinrazón de cuanto ha perdido

Mañana es tan sólo una palabra
y el ayer un recuerdo escondido
hoy es una herida en la esperanza
y vivir es infinitivo de lo vivido...

De "Con la vida a cuestas"
Editorial Quadrivium
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados

10 comentarios:

  1. Me ha encantado este poema. "seduce a cada barra de bar"...¡qué bueno!. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es un poema precioso Fran, siempre en mis libros marco los poemas que mas me llegan con unos marcadores de colores, este es uno de los que tengo marcados, me parece buenísimo, aunque no me gusta nada la palabra resignación, soy una luchadora, pero a veces la vida no te ofrece otro camino que ese, tengo apuntados estos versos, que creo que son los que dan lugar a esa resignación:

    "Duerme en un colchón sin sábanas
    el sueño de un amor que está prohibido
    pero mecido por las olas de la distancia
    bucea en la sinrazón de cuanto ha perdido"

    Disfruto leyendo poesía, es un placer leer tus poemas, un beso muy grande Fran

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Ana, viniendo estas palabras de una persona de tu sensibilidad personal y poética es un auténtico motivo de orgullo para mí. Besos, muchos!

    ResponderEliminar
  4. No me gusta la palabra resignacion... pero con estos versos has conseguido que le preste un momento de atencion.
    Me gusto el texto
    saludos ;)

    ResponderEliminar
  5. Gracias, la resignación enfrentada a veces hace salir de su propio estado! Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hola.
    Esto si que fue una sorpresa.
    Dandole a siguiente llegué a un blog y buscando gente, aterrizé en ti.
    Además de ser poeta, y mucho mejor que yo, resulta que tenemos el mismo nombre en el blog.
    Yo tengo tres y uno se llama igual que este.
    Que poca imaginación tenemos los poetas? o es un tema recurrente?.
    Con tu permiso , me quedo un rato leyendo.

    ResponderEliminar
  7. Me alegra que tengamos tan poca imaginación o, quizá, mucha empatía. Con la vida a cuestas es el título de uno de mis poemarios, por eso el nombre del blog.
    Ya me he hecho seguidor de tus cuestas de vida, un saludo!

    ResponderEliminar