Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

sábado, 19 de febrero de 2011

EN ELLA

En su piel
hibernan los inciensos
de mis caricias

en cada poro
de su talle
un sueño

en cada brote
de sus sentidos
un cogollo 
de mis roces

en su mirada
residen mis ojos
agazapados en su pupila

en su pituitaria
el sabor de mis abrazos

en sus dedos
la estela de mis besos

en su corazón
una estría de ternura,
una sutura de cariño
y borbotones 
de su existencia
en mis venas

De "Alambique de vestigios", Editorial Quadrivium
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados

14 comentarios:

  1. esta asturiana te da miles de gracias por acariciar nuestros sentidos con tu bellisimo poema, un besin muy grande.

    ResponderEliminar
  2. Un beso enorme, Ozna-ozna... con todo cariño!

    ResponderEliminar
  3. Interesante e intenso, me parecio genial...
    Saludos :)

    ResponderEliminar
  4. No me canso de leerte, un mundo de sensaciones se destilan en tu alambique que inundan mi mundo de emociones.......... :)

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Fernando, es un orgullo leer eso, un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Siempre la misma emociòn...siempre la misma magia! Un abrazo mù grande querido poeta...

    ResponderEliminar
  7. Un abrazo enorme, Joan, amigo del alma!

    ResponderEliminar
  8. Precioso Fran, la piel siempre tiene memoria

    Un beso, bonito regalo ella se sentirá orgullosa

    ResponderEliminar
  9. Gracias, Ana, eso espero, que se sienta orgullosa.. besos

    ResponderEliminar
  10. Lo he leído y releído y vuelto a releer y la sensación es que me engancha, me gusta mucho aunque ya sabes que soy un profano en poesía y me dejo llevar por impulsos, pero es perfecto.

    ResponderEliminar
  11. Un lujo recibirte por aquí, Ángel, espero saludarte en persona pronto. En la poesía no hay profanos... sólo sentidores.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Fran, encantador y enternecedor, como todo lo que escribes, es bonito hasta el comentario que le haces a Ángel.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Gracias, Conchi, es un lujo tenerte por aqui y disfrutar de vuestra compañía y cariño, besos!

    ResponderEliminar