Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

jueves, 2 de diciembre de 2010

LOCURA MORFÉICA

En las cúspides
de tantas montañas lejanas,
entre las brumas del silencio profundo,
surcando el horizonte de la soledad,
habita la esencia del éxito

En las entrañas
de un cráter de indiferente ausencia,
abanicando hálitos de intemperie,
regurgitando las lavas de la envidia,
anida el ave de la derrota

En el fondo
de unas aguas somnolientas,
entre arrecifes de expectantes
nubes de rutinas y desencantos,
se aletarga el confín del olvido

En un sencillo rincón
de la antesala de la memoria, 
entre monólogos oxidados,
abrazados a la sombra de la huída,
resurgen de sus brasas los recuerdos

y recordando
se olvida
la razón
enloquecida
de los sueños 


De "Sentimientos de un extraño"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

10 comentarios:

  1. Cuando abro la puerta de tu mundo,esa puerta...ya no la quiero cerrar nunca, Fran!
    Es hermoso...Un abrazo muuu' grande, querido Poeta!

    ResponderEliminar
  2. Para leer lentamente, meditar y degustar cada palabra y cada silencio. Muy profundo poema...
    Un placer pasar por tu casa, de verdad.

    ResponderEliminar
  3. Joan, amigo del alma, mi puerta nunca está cerrada para tí, compartimos muchas facetas en nuestros mundos. Un abrazo enorme

    Nicolas, Graciela, un lujo recibiros por aqui y un orgullo vuestras palabras, un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  4. Siempre un placer leerte y saborear este repertorio de fuerza vital y de silencio lleno de contexto y de contenido.

    ResponderEliminar
  5. Exito, derrota, olvido y recuerdo, momentos que hemos vivido, que conocemos, es la noria de la vida, yo pienso que nunca se olvida la razón enloquecida de los sueños ni siquiera recordando.

    Este es un poema de esos que nacen desde lo más hondo y para reflexionar, un beso Fran

    ResponderEliminar
  6. Gracias, por vuestras palabras, dan sentido a muchas cosas... saber que las emociones se comparten aunque se puedan afrontar de distintas maneras.
    Besos, Ana.... sigue pendiente conocerte en persona!

    ResponderEliminar
  7. Dios mio, creí que te había dejado mi comentario, y tal vez es que no lo llegué a grabar...
    Imperdonable por mi parte!!

    La lectora dice, wow, ufffff... ohhh!!

    La amiga dice, wow, uffff, ahhh, ohhhh, ohhhh, wow, ufffff: Pero qué suerte tengo de ver la trastienda, de intuir cómo se cuecen unos versos...

    Mi mayor conquista, es leerte esperando algún día recitar contigo, y sabiendo, que seguiré "aprendiéndote" y "aprehendiéndote"!!!
    Mi mayor derrota, sería no disfrutar de ello!!!

    Enhorabuena, Fran. ENHORABUENA!

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Mayte, aprendemos el uno del otro, compartimos una sensibilidad, una actitud ante la vida que tiene un nombre... poesía. Recitar contigo es un lujo que voy a tener la suerte de disfrutar muy pronto
    Un beso del amigo y del aprendiz de poeta!

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado leerte, de este poema aparte de su belleza destacaría su profundidad de pensamiento. Personalmente pienso que tanto exito como fracaso son nociones muy subjetivas de cada uno, lo que para los demás quizás es un rotundo exito para uno puede ser un auténtico fracaso y viceversa, en fin, que mayor exito que sentirse uno agusto consigo mismo.....

    Un abrazo Fran.

    ResponderEliminar
  10. Totalmente de acuerdo, el éxito y el fracaso es algo personal, cada persona lo ve o siente de una manera... como un poema... como tantas cosas, un lujo tenerte por aquí, acróbata, ya he visitado tu blog también... Un abrazo

    ResponderEliminar