Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

domingo, 14 de marzo de 2010

PROVECTO


Solemne
en su pedestal de arrugas,
angostado y ajado,
semiderruído el orgullo

encriptado y ufano
en el atardecer de su edad,
indemne
a la insolencia del miedo

impaciente
por nacer cada mañana,
despìstado e inquieto,
desvestido de heridas

sabio e inocente,
entre sudores de envidia,
desvencijada la angustia,
huracanado el aliento

deforme
por el lastre del tiempo,
sucio y absurdo,
eterno profeta de la mentira

suburbano y rural,
receloso de la sílaba ausente,
desubicado indígena
de la patria del olvido

decadente,
diccionario de promesas,
pulido de pudores
en el ocaso del silencio

anciano,
sudoroso calendario
de fracasos y despistes,
exhumada su suerte

Desafiante,
su mirada perdida
hacia el surco del silencio,
permanece solemne...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada