Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

jueves, 18 de marzo de 2010

ENÉSIMO CANTO DE SOLEDAD

Enésima escena sin sentido,
sudor de hiel en las púpilas,
nervios en la piel,
estrés en la rutina
y silencios de gritos
en la espera

enésimo descabello al tiempo,
derrotas en la suerte,
adormecimiento en las manos,
suspiros, afonía, desconsuelo
y en las arrugas
una herida desangrada

enésima noche sin sueño,
sonámbulos de locura,
temblores, espasmos, envites,
sentimientos perdidos sin aire
y entre las sombras
una lágrima incomprendida

enésimo poema sin versos,
rima sin cadencia,
ripios, metáforas y miedos,
canción dormida de ritmos
y en la distancia
un regusto a soledad entre tu gente

2 comentarios:

  1. Solo la poesía nos salva de la soledad, dentido poema lleno de fuerza y expresión...un abrazo de azpeitia

    ResponderEliminar
  2. Buena compañera es la poesía en las noches sin sueños ni sueño.

    Precioso Fran, un beso

    ResponderEliminar