Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

martes, 9 de agosto de 2016

62

Al mirarme en el espejo de tu vientre se transforma cada una de mis arrugas en una lágrima de felicidad

"Rimas restadas"
Fran Picón
Todos los derechos reservados.

7 comentarios:

  1. Siempre al mirar el vientre de una mujer sentimos felicidad, nos transporta al tiempo de los tiempos antes de la vida...Preciosas rimas restadas" abrazos, Fran.

    ResponderEliminar
  2. Cuánta belleza en una frase tan corta...
    Me encantó.
    Mil besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lucía, otros tantos besos de vuelta!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar