Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

sábado, 8 de agosto de 2015

53

Después vino el frío; un viento con sabor a nunca que se introdujo en los vericuetos de la espera; más tarde sólo la nada y un gélido aliento en los recuerdos.

"Rimas restadas"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados

2 comentarios:

  1. Me da miedo ese viento gélido, capaz de helar hasta el alma.

    Pilar

    ResponderEliminar
  2. Me da miedo ese viento gélido, capaz de helar hasta el alma.

    Pilar

    ResponderEliminar