Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

jueves, 5 de marzo de 2015

47

Hoy he asido tu mano, la he abarcado con mis dedos y he sonreído; en los umbrales de mi mente adquiría cuerpo una palabra: complicidad.

"Rimas restadas"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados

9 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Belleza,... sentir complicidad en unas manos, es tener el corazón en la mente,...Hermosas rimas, querido amigo, un montón de besos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, querida amiga, Kika, un millón de besos

      Eliminar
  3. Precioso poema y preciosa palabra, me encanta. Besos

    ResponderEliminar
  4. Complicidad. Amistad. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Dichosa complicidad, tan escasa como maravillosa... Felicidades.
    Un beso integral, como el pan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras y tu visita, otro beso tan integral como el tuyo de vuelta.

      Eliminar