Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

miércoles, 21 de mayo de 2014

27

Nunca será suficiente una vida para comprender el valor de tu aliento en mi mejilla; ni la inmortalidad alcanzará para entender los rizos de tu pelo; mas ese instante en el que el tiempo se detuvo en tu mirada convirtió en paradójico el reloj de mis latidos.

De "Rimas restadas"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados

8 comentarios:

  1. Hermoso!!!! Gracias por compartir. Hacia tiempo no le leia. Buen dia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tus palabras y tu visita. Un saludo.

      Eliminar
  2. cual si uno pudiera abrir de par en par, ese algo llamado devoción
    seguramente resonarían esas musicales palabras
    saludos

    ResponderEliminar
  3. muy bello,das siempre en el clavo

    ResponderEliminar
  4. Precioso Fran, como todo lo que escribes, besos

    ResponderEliminar