Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

domingo, 24 de febrero de 2013

ESPEJISMOS DE IRREALIDAD


I

En la estantería,
palidecida por el paso
superfluo e inconmovible
de la cotidianidad,
se aturden el polvo
y las escorias
del olvido

El plumero irreductible
del tiempo inconexo,
de saetas
displicentes,
espera su momento

No hay clemencia
para las arrugas
de la intemperie
en la morada
del insomnio

II

Partículas de café
recorren la mejilla
de la espera

Polvo de almíbar
en la comisura
del adiós

Agridulce
conmoción

En la distancia,
subsiste,
el aroma
del prejuicio

III

Las sombras
impregnan los meandros
de la ausencia,
en un baile
de fulgores y matices

Un tímido rayo,
desertado un anochecer,
asoma desabrigado
en la desnuda
habitación

La soledad
se escolta
de vacíos y sigilos

De "Alambique de vestigios"
Editorial Quadrivium
Francisco J. Picón

sábado, 16 de febrero de 2013

HOY TE SIENTO


Hoy escribo unos versos
con la rima de las olas
del mar de los sueños,
con una estrofa en la mirada
rimada con abrazos y besos,
con un silencio en la comisura
de los labios del tiempo

Hoy te canto una balada
entonada con la voz de un te quiero
y la melodía de la sonrisa,
unas notas resonando en el orfeón
de la saliva y de los deseos,
un punteo en la guitarra de tu cuerpo
en un concierto inolvidable y sincero

Hoy te bailo al compás de la esperanza
un bolero de ternura, respeto y alegría
en el salón de la mansión del viento,
un tango  entre las sombras y la brisa
del aliento del paladar de la locura,
un vals a ritmo de latidos en tu pecho
y un guiño cómplice a tu piel en estos versos

De "Alambique de vestigios"
Editorial Quadrivium
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

martes, 5 de febrero de 2013

UN VERANO DISTINTO (1999)


Era un verano distinto
en el calendario de mis sueños,
un mes de agosto,
una sonrisa en la distancia,
un abrazo sin miedo,
unas miradas que hablan…

unas manos bailando un tango
entrelazando los dedos,
una bebida en los labios,
un suspiro en la piel,
un deseo compartido
y un te quiero en cada gesto

recuerdos en las pupilas,
sabores en los silencios,
abrazos, nervios, anhelos,
un parque bajo los pies
un cielo en el corazón
y un beso deteniendo el tiempo

el sabor de tus labios,
las caricias en los sentidos,
mi lengua junto a la tuya
y mis latidos desbocados
en busca del oxigeno
que brota de tu pecho

mis manos en tu cintura,
tus manos en mi cuello,
mis ojos en tu mirada,
tu pupila en la mía,
palabras que lo dicen todo
silencios que no callan nada
y un te quiero en las caricias

un verano distinto,
un agosto imborrable
un sueño cumplido.
Y en mi memoria,
grabados a fuego,
cada uno de tus besos….

De "Alambique de vestigios"
Editorial Quadrivium
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual