Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

domingo, 8 de septiembre de 2013

DIME, MUJER DE MIS SUEÑOS

Dime, 
mujer de mis sueños,
¿dónde se disipa
la saliva de tus besos?

¿dónde se guarecen
las caricias inhibidas?

¿dónde hibernan
las miradas furtivas?

¿dónde se guarda
el reflejo de tu cuerpo
cuando abandona
la segura intimidad
del espejo?

dime,
mujer de mis sueños,
¿en qué tapiz
se dibujan las sonrisas
que enmarcan tus ilusiones?

¿en qué recóndito retiro
escondes los deseos
que se amordazan
en tu piel?

dime,
mujer de mis sueños,
¿dónde deserta la llave
del confín del recelo?

¿en qué andén
se detiene el convoy
de tus caderas?

¿dónde se recoge
la aureola de tu sombra?

¿en qué edredón
 se aplacan tus anhelos?

¿cuándo trazarás
el verso que te invoca?

pero, no te olvides
y dime,
mujer de mis sueños,
¿dónde se disipa

la saliva de tus besos?

De "Alambique de vestigios"
Editorial Quadrivium
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados

8 comentarios:

  1. Bello , bellísimooo !!!
    Sin palabras dejas a veces....
    Sólo con grandes pensamientos...
    eres grande muy grande poeta.
    besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mary, mi grandeza está en vosotros, mis amigos y lectores. Un montón de besos.

      Eliminar
  2. Fran..." Dime, mujer...."

    Rescato de tus letras...en que andén se detiene el convoy de tus caderas.

    ¡¡¡ precioso poema !!

    un beso desde Argentinaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Doris, un placer tenerte por aquí y un orgullo tus palabras. Besos.

      Eliminar
  3. Si la mujer de los sueños respondiera ya no se escribirían versos. Suerte de su silencio. Esta estrofa me gusta mucho, Fran:
    ¿dónde se guarda
    el reflejo de tu cuerpo
    cuando abandona
    la segura intimidad
    del espejo?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marcos, por tu visita, por tus palabras, por tu amistad, por tu poesía... un abrazo

      Eliminar
  4. Que belleza, y cuantas preguntas que no solo las tienen la mujer de tu sueño. Como mujer a veces me pregunto: cuantas de estas preguntas tienen sus respuestas, cuantas veces hicimos eso, y cuales fueron los motivos.... Tantos y tantas veces que me doy cuenta que el amor tiene condiciones para nuestro género.
    Muy, muy bueno.... toca profundo el poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María Ester, me llenan de orgullo tus palabras. Un saludo.

      Eliminar