Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

lunes, 2 de abril de 2012

Tu sonrisa


Supe reconocer el sabor de una sonrisa
cuando en mi boca se acomodaron tus labios;
ahora soy adicto al aliento que te nombra

De "Con punto y coma"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados

6 comentarios:

  1. Una belleza. Tan breve y tan completo al mismo tiempo.

    Genial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Toni, un placer recibirte por aqui y un orgullo tus palabras

      Eliminar
  2. Y es que hay sabores que despiertan estampidas en el interior, que erizan el vello.

    saludos almendrasdoas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un saludo, Teyalmendras, un placer leer tu comentario

      Eliminar
  3. Tres grandes versos, Fran.
    Me encantó el poema.
    Un saludo.

    ResponderEliminar