Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

sábado, 28 de mayo de 2011

PSEUDOHAIKUS


En las montañas,
en los ríos desbordados
muere el alba


Yo me asomé
busqué anonimato
mas no supe ir


Desenterrados
de su tumba de miedo
nacen los sueños


Yo quise vivir
mas allá de los tiempos,
nadie vence la edad.


En las aceras frías
escondí mis pudores,
perdí la sonrisa


Enmarañados
los cabellos cansados
añoran tus caricias.


No quiero morir
ni vivir eternamente,
salvo en tu recuerdo.



De "Esencia de un amor"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados

sábado, 21 de mayo de 2011

TAN SÓLO


Tan sólo era yo,
esa sombra ausente
una mañana de siempre,
en la memoria
de tus olvidos,
ese mes de abril
de un año a destiempo

tan sólo un instante,
en la retina latente
de la órbita del silencio,
en el sabor de la demora
en las papilas del miedo,
ese lunes de abril
del calendario de adviento

tan sólo un destino
en el mapa distante
una tarde de hastío,
una historia
de intemperies,
aquel día desierto
en brazos del sueño

tan sólo eras tú
esa neblina en las pupilas
de las verdades que mienten,
y en el espejo
un hueco inerte,
de un abril que no existe
de un año a destiempo

De "Sentimientos de un extraño"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

viernes, 13 de mayo de 2011

POEMA IMPERATIVO EMOCIONAL



Observa,
mira a través de lo evidente,
descubre el secreto de lo extraño
y respira el aire viciado que se rebela

en las tinieblas,
en los rincones de la intemperie,
junto a las arrugas del miedo
se esconde el misterio de la vida

parapetadas las dudas
en las barricadas de la mente,
se devalúa el valor del individuo
en favor de la masa informe de la rutina

Piensa,
aparta lo urgente de lo importante,
acierta o falla más allá de lo esperado
y llena tus pulmones de monóxido de libertad

                                   y vive…
                                       y  muere…
                                …libre 

De "Sentimientos de un extraño"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual 

lunes, 9 de mayo de 2011

ATLÁNTIDA


Se secaba la lágrima
impertinente en la mejilla

sin brillo,

en sus alas
una herida de impotencia

y en la ciudad
de los niños perdidos,
un reloj...

el hada confusa
del principado del misterio,
lloraba

y un deshielo
desbocado de ignorancia,

sin pausa,

hundía en el mar
de las cosas reales
la ilusión,

el niño perdido
no quiere que le encuentren,

mientras busca su sombra,

y en el rincón
de Nunca Jamás

(al que las personas
razonables
llaman Atlántida)

en ese humilde
rincón de la sonrisa,

una nube,

en forma de garfio,
busca un guante

que la proteja
de los dedos...

y, tras ser negada
tres veces por mirada,
el hada,
que sigue llorando,

pierde sus alas

en el naufragio
de los sueños...

y las mentiras piadosas
florecen

en la primavera
estable de la vida...




De "Sentimientos de un extraño"

Francisco J. Picón Caro
Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

domingo, 1 de mayo de 2011

ABÚ, EL ELEFANTE Y UN PEQUEÑO PRÍNCIPE


Se asoma una brizna de sorpresa
en la mirada despreocupada
del elefante al cruzarse con los ojos
de ese, osado en su inocencia,
niño que se acerca.

Barrita un bostezo insolente
en su magnánima silueta
que recuerda los trazos
de un pequeño príncipe
en los Mundos de Saint-Exupéry.

Se arrodillan, frente a frente,
en duelo sin tabúes ni fronteras,
sopesando silencios
destilando sudores
de intrigas e ilusiones perdidas.

La infancia,
ausente de prejuicios,
ve más allá del aleteo de unas orejas,
derrotando sabores de intemperie,
y descubre la soledad del gigante,
mientras sus pupilas susurran
complicidad y ternura.

Quizá la serpiente
que imaginaba ese pequeño príncipe
devorando  un elefante
nunca fue un sombrero… si no soledad…

Tal vez nada es lo que parece…


De "Impronta a dos voces"
Relatos de Mayte Guerrero y poemas de Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados