Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

martes, 26 de abril de 2011

LAS LÁGRIMAS


LAS LÁGRIMAS hienden mi entereza,
me lastima el emboque de lo incierto
cuando se hace evidencia en tu boca,
la noche destella con un sol hiriente
en los aledaños de mi destierro,
y en tu mirada agoniza la mía
camino del mutismo.

De "Instantáneas entre penumbras"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados

jueves, 21 de abril de 2011

SIN TI

Sin ti,
mis sueños son demonios
abrazados a la almohada,
en las sombras
de mi sol

sin ti,
las arrugas de mis miedos
maquillan mi mirada,
en la retina
de mi yo

sin ti,
las sonidos del silencio
son los gritos de mi vida,
en la distancia
de mi voz

sin ti,
los caminos son el duelo
que me lleva a tu memoria,
en la ausencia
de mi adiós

sin ti,
las palabras son destierros
dibujados en mi sonrisa,
en la tristeza
de tu adiós

sin ti,
sólo entiendo de fracasos
que cicatrizan mis heridas,
en la derrota
de mi amor

Francisco J. Picón
"Sentimientos de un extraño"
Todos los derechos reservados

sábado, 16 de abril de 2011

AMISTAD EN LA PIEL

Esa mirada cómplice
en el momento oportuno,

sin palabras,

ese guiño al silencio
que te abraza en tu intemperie,

sin gestos,

esa sombra ausente
que nunca te abandona,

sin méritos,

esa caricia furtiva
en los rincones del miedo,

sin facturas,

esa locura en tu razón,
esa reflexión en tu paranoia,

sin reproches,

esa amistad en la piel
junto a las arrugas de tu edad,

a tiempo…
sin tiempo…

De "Sentimientos de un extraño"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados

domingo, 10 de abril de 2011

domingo, 3 de abril de 2011

SE ME ESCAPA LA VIDA


Se me escapa la vida
de entre los dedos,
muy lentamente,
como si quisiera
hacerme notar cada momento
de su huída…
Me abandonan las ganas,
la ilusión,
en un divorcio traumático
sin convenio,
sin acuerdo,
simplemente se van


Y mi sonrisa se esfuma
Y mi mirada se pierde
Y mis latidos se apagan
Y mi sangre se incolora
de ausencias y vacíos


Me da la espalda la suerte
y mi imagen reflejada
en el espejo
se fuga con otros cuerpos,
hasta la yema de mis dedos
toca retirada
por desterrar las caricias


Se me escapa la vida
cómo ese pez que resbala
de la palma de las manos,
tan lentamente
que hiere
las pupilas de mi dolor
Me abandonan las fuerzas
y mi corazón se rinde,
sin remedio,
sin consuelo,
simplemente se para


Y mis sueños se disipan
Y mi historia se detiene
Y los recuerdos se olvidan
Y en mi piel una herida
de sentidos y derrotas

De "Con la vida a cuestas. Nuevas cuestas"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados.