Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

lunes, 16 de septiembre de 2013

QUIMERAS Y DESEOS

Quisiera
garabatear un poema
con vocablos sencillos
y rima coherente,
una elegía
de estrofas de sueños
y ritmo grandilocuente
a base de versos
de paz y sonrisas

Quisiera
componer esa tonadilla
de melodía suave
para bailar cada noche
entre sábanas de concordia
y sudores ardientes,
un tango en la piel
de las miradas malgastadas
en el arrabal del desvelo

Quisiera
pintarrajear ese tapiz
que fortifique la ilusión
con cimientos de color
y líneas de esperanza
en el día que despunta,
una albada cualquiera
no importa de donde
en el bastidor de la suerte

Quisiera
imaginar esa película
de final feliz
en una butaca carcomida
del teatro de la vida,
a golpes de palomitas
y lágrimas surcando
la mejilla marchita
del rostro de la miseria.

Quisiera
no querer volver a escribir
con voces sentidas
y una rima hiriente
un poema como éste,
ni musitar canciones dolientes
entre claroscuros de fracasos
y repartos de ausencias
en un diván del olvido


Quisiera…

De "Alambique de vestigios"
Editorial Quadrivium
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados

domingo, 8 de septiembre de 2013

DIME, MUJER DE MIS SUEÑOS

Dime, 
mujer de mis sueños,
¿dónde se disipa
la saliva de tus besos?

¿dónde se guarecen
las caricias inhibidas?

¿dónde hibernan
las miradas furtivas?

¿dónde se guarda
el reflejo de tu cuerpo
cuando abandona
la segura intimidad
del espejo?

dime,
mujer de mis sueños,
¿en qué tapiz
se dibujan las sonrisas
que enmarcan tus ilusiones?

¿en qué recóndito retiro
escondes los deseos
que se amordazan
en tu piel?

dime,
mujer de mis sueños,
¿dónde deserta la llave
del confín del recelo?

¿en qué andén
se detiene el convoy
de tus caderas?

¿dónde se recoge
la aureola de tu sombra?

¿en qué edredón
 se aplacan tus anhelos?

¿cuándo trazarás
el verso que te invoca?

pero, no te olvides
y dime,
mujer de mis sueños,
¿dónde se disipa

la saliva de tus besos?

De "Alambique de vestigios"
Editorial Quadrivium
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados