Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

domingo, 29 de julio de 2012

EXTRAÑO


Extraño

Distinto

Loco de los sentidos
Sentidos de loco

Mi vida por sus caricias
Sus caricias mi vida

Diferente

Extraño

Observador de miradas
Miradas que me observan

Soñador de recuerdos
Recuerdos de sueños

Cumplidor de promesas
Promesas incumplidas

Extraño


Errante

Loco entre los cuerdos
Cuerdo entre los locos

Rimador de sonrisas
Sonrisas sin rima

Poeta del silencio
Silencio del verso

Caballero en tus deseos
Deseos de caballero

Distante

Extraño

Poeta
Verso
Extranjero sin dueño

De "Con la vida a cuestas"
Editorial Quadrivium
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

lunes, 23 de julio de 2012

NATURALEZA MUERTA


Gotas de rocío
murmullos de viento
suspiros de albada
latidos de tormenta

en las rocas se esconde el silencio
de la callada sinfonía de la ausencia,
ramajes inciertos de frondosa soledad
respiran alientos desterrados del hastío

entre las hojas resecas de lágrimas
anidan rescoldos de viejos anhelos,
al cobijo de helechos de misterio
invernan caricias perdidas entre rutinas

desfilan mariposas nerviosas de olvido
por la pasarela de una melancólica pradera,
silban la melodía del fracaso las aves de la huída
aleteando presagios de ancianidad y miedos

y las gotas de rocío mueren
ahogadas por el murmullo del recuerdo
y siguen suspirando albadas que vuelven
dibujando colores en las sombras del vacío

las edades de ayer
los recuerdos del mañana
las heridas en la piel
y un mutismo en la mirada….  

… ya solo resuenan los latidos
en la tormenta de la soledad…

En "Con la vida a cuestas"
Editorial Quadrivium
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

sábado, 14 de julio de 2012

EN SUS CUENCAS VACÍAS

En sus cuencas vacías
se perdían las miradas de tantos ojos
abandonados al reflejo del iris del olvido
En sus labios resecos y entreabiertos
fenecían estertores de sueños incumplidos
entre caries de palabras muertas
y obscenos gestos de ingrávida arrogancia
En sus dedos rígidos
se anillan arrugas de soledades y hastío
a modo de anillos que eluden
el compromiso con la verdad
Y en su pecho desfallecen latidos
que agonizantes se funden
con la amalgama de heridas
forjadas en la batalla de la derrota
de los sentidos…


En su vida sólo una fortuna
anidó en el regazo de su destino
a modo de efímera sonrisa aleatoria
Ahorró fracasos en la cuenta corriente
del amor eterno caducado de tiempo,
pagando intereses de demora en cada suspiro
y cuotas de crédito añadido en sus pupilas
Navegó en el océano del destierro
saboreando granos de arena en el oasis del silencio,
cada mañana en la habitación de la rutina
renovaba desencantos junto a desconchones de una piel
aburrida de escarificar cicatrices de miedo…

En su muerte una sábana de indiferencia
veló su cuerpo en el tanatorio de la desidia,
entre ramos de espinas huérfanas de flores
enlutadas manchas de rencor
decoraban el féretro hurtado a la miseria
En su lápida cohabitaban palabras huecas
con forzadas condolencias emanadas de la costumbre
y un gesto impaciente en forma de lluvia impertinente
agota el tiempo de la despedida
de una persona sin nombre ni recuerdo,
sin rostro, sin lamentos….sin vida

De "Con la vida a cuestas"
Editorial Quadrivium
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

domingo, 8 de julio de 2012

DESNUDA Y CON TACONES


DESNUDA Y CON TACONES,
y en tu contemplación la certeza del tiempo.
Desnuda y con tacones,
y en la alcoba se conforma el aroma de tu cuerpo
surcando de titubeos el sabor de mi deseo.
Es al verte, desnuda y con tacones,
cuando vislumbro la suerte del momento aprehendido
y sopeso con calma los recovecos de tu piel.
Es al saberte, desnuda y con tacones,
cuando descifro el alcance de ser un hombre
y amar a una mujer.

De "Instantáneas entre penumbras"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

domingo, 1 de julio de 2012

EL HOMBRE QUE FUI


El hombre rebelde que fui
se aletarga entre las sombras
de las edades cumplidas,
de las historias pasadas,
del silencio de mentir,
de las mentiras del tiempo,
de las arrugas del miedo
de la rutina de vivir.

El hombre valiente que fui
se disipa entre las sábanas
de los sueños sin memoria,
de las cenizas apagadas,
del querer llegar al fin,
de las ruinas del sexo
de las huidas sin retos
del olvido que hay en mi

El hombre sin dueño que fui
se arrincona en las esquinas
del dinero en la cartera,
del hambre en las miradas,
de las ganas de sentir,
del sabor de tantos besos,
del aroma del deseo,
de las caricias sin ti

El hombre sencillo que fui
se refugia en las sonrisas
de los labios de verdad,
de las batallas ganadas,
de tu silueta de perfil,
de la muerte entre tus brazos,
de la vida entre tus pechos,
de tenerte junto a mí
De "Con la vida a cuestas"
Editorial Quadrivium
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual