Improntas a dos voces

Está a punto de cumplirse uno de mis sueños: publicar con Olifante Ediciones de Poesía; mi nueva aventura es "Instantáneas entre penumbras".
Tendido aquí en la arena,
mientras veo volar
las gaviotas
me pregunto: ¿y el mar,
sabrá volar el mar?

(José Corredor-Matheos)

Buscar este blog

sábado, 28 de abril de 2012

GUARDIÁN DE TUS SUEÑOS


Si tus pies descalzos
caminan por un mar de cristales rotos,
yo los convertiré en lágrimas de rocío
para refrescar el sudor de tus pasos…

si en tus caderas
anidan cansancios y esperas,
acariciaré tu cintura
para convertir en calma tu prisa…

si se nubla tu mirada
con el velo del miedo o las dudas,
dibujaré un sol eterno con la flor de mi saliva
en el arco iris que protege tus pupilas…

si en tus noches te acechan malos sueños
que alteran la paz de tu pecho,
velaré el crepúsculo acampado en tus senos
armando el amor con la fuerza de mis besos…

De "Con la vida a cuestas. Nuevas cuestas"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

sábado, 21 de abril de 2012

EN LA LUCHA



 En la lucha

cotidiana
distante y ausente

en la lucha
por vencer las sombras del reflejo
de la ensoñación desconcertada

rutina
pasado y presente

en la lucha
contra las ausencias en la distancia
que separa los sentidos

monótona
nunca y siempre

en la lucha
para alcanzar la estela de los sueños
en el cielo del verso que te nombra



De "Con la vida a cuestas. Nuevas cuestas"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

sábado, 14 de abril de 2012

CUANDO ESTUVIMOS ALLÍ


Cuando estuvimos allí
dónde se visten los tiempos
con las galas de la ternura

cuando visitamos las nubes
entre sonrisas y besos
al amanecer los sueños

cuando pintamos la luna
con el color del silencio
un atardecer de septiembre

cuando dormimos la ventura
entre sábanas de deseos
con la nana de la vida

cuando vencimos el miedo
a arriesgar el mañana
para abrazar el presente

cuando el mundo era un poema
escrito con versos en el cielo
del paladar encendido de tu boca

cuando el segundo era eterno
en el reloj de tu vientre
y en los rizos de tu pelo

cuando no importa cuando
cuando no importa qué
cuando dónde estará bien

cuando la albada es de noche
y el rocío una lágrima
de la saliva de tu jardín

cuando estuvimos allí
al otro lado de los espejos
y mi reflejo en tu piel

cuando acaricié la suerte
de besarte en tu mirada
con los labios del querer

cuado conocí la dicha
en la agenda de la nostalgia
y un sueño ilumino mi alma

cuando no existen palabras
ni silencios que te nombren
porque seguimos allí…

De "Con la vida a cuestas. Nuevas cuestas"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

viernes, 6 de abril de 2012

SENSACIONES ENCADENADAS


Susurros

Un viaje al fondo de la melodía inacabada del silencio
Descenso interminable por las rampas de las notas del silencio
Silencio de susurros
Susurros de silencios
Historias que empiezan con un silencio
Historias que terminan al compás de los susurros

Silencios

Caminata sin retorno por los senderos de una palabra en el olvido
Regreso al lugar donde nunca estuvimos entonando una canción del olvido
Olvido de silencios
Silencios de olvido
Momentos que se escriben con el olvido
Momentos que se borran con la memoria de los silencios

Olvido

Paseo por las nubes del cielo confinado en el umbral del misterio
Remando al viento por océanos salvajes con resacas de misterio
Misterio de olvido
Olvido de misterio
Rumbos sin destino a bordo del misterio
Rumbos sin partida en el rocín del olvido

Misterio

Un viaje al fondo de la letanía sempiterna de los susurros
Descenso inagotable por las laderas de los versos en susurros
Susurros de misterio
Misterio en los susurros
Historias que empiezan con los susurros
Historias que acaban al compás del misterio

Susurros

En "Con la vida a cuestas. Nuevas cuestas"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados

lunes, 2 de abril de 2012

Tu sonrisa


Supe reconocer el sabor de una sonrisa
cuando en mi boca se acomodaron tus labios;
ahora soy adicto al aliento que te nombra

De "Con punto y coma"
Francisco J. Picón
Todos los derechos reservados